RENOfest presenta a The Magic Mor en directo

07 de may 19:04
Tmm v7
RENOfest trae a Sevilla a una de las bandas que más éxito cosechó en la edición del 2017, The Magic Mor, que presentará su segundo LP, recién editado.

Parapetados por una nueva dinámica de trabajo democrática y multitarea, sus cinco integrantes se han dedicado durante el último año a hacer minería sonora a través de un disco que tuvo en su primer adelanto “Move The Lines” toda una perla synth pop en la que se sigue advirtiendo la alargada sombra de Arcade Fire pero a la manera personal de un Jim James desbocado en una maraña de arpegios de tradición setentera.



Las diez canciones que integran “Move The Lines To Make Circles” son auténticas puertas a un universo expandido entre chasquidos de psicodelia retro futurista y AOR bien entendido. Desde la épica emocional que destapan cortes como “Girl” (cruce de camino entre los Beach House de “Bloom” y los scores de Cliff Martínez) o “Countdown” (con ese pulso motorik a lo Stereolab), pasando por el dream pop de corte Raveonettes (ojo con “Nation” y “Move On”), el soft rock heredero de Fleetwood Mac (“Master Book”), esos abrasivos arranques guitarreros dignos de los My Morning Jacket más encabritados (brutal intensidad contenida la de “Welcome”), la indietrónica planeadora (“Circles”), el kraut a lo CAN (“Island”) o esos desarrollos cuasi minimalistas robados a Thom Yorke (“Master Book” es la mezcla perfecta entre los Radiohead de “OK Computer” y los primeros Flaming Lips), el disco crece con cada nueva escucha implosionando con la que probablemente sea la mejor canción compuesta por The Magic Mor hasta el momento: “Ghost“, una inmersión electroacústica en la épica litúrgica de bandas como This Mortal Coil, broche final digno de figurar entre los highlights de sellos como 4AD.



Más allá de sus exquisitos desarrollos sintéticos, de esas excelsas melodías vocales o de la intrincada maraña de punteos de tradición prog que lo rubrican todo (porque aquí también encontrarán guiños a King Crimson o a Pink Floyd), “Move The Lines To Make Circles” es ante todo un disco honesto en su reivindicación de un género (la épica pop) pocas veces entendido dentro de nuestras fronteras. Perfecta muestra de pop lisérgico y superlativo. No lo duden.